To improve your experience and the service on our websites we use our own cookies and from third parties (other service providers). If you browse on our website, you are accepting the use of cookies in the conditions established in this document Cookies Policy.This policy may be updated, as such we invite you to review it regularly.

Press release

La Asociación Amigos del Románico (AdR), que agrupa a más de ochocientos aficionados y profesionales de arte románico, ha emitido un comunicado, una vez que se ha emitido el informe del equipo de técnicos nombrados por la Generalitat de Cataluña sobre el claustro de Palamós. AdR realiza sus propias consideraciones

1. Valoramos positivamente el hecho de que se haya creado un equipo de técnicos que han podido acceder al claustro para determinar su posible interés, dado que era una de las demandas realizadas por nuestra asociación a lo largo de un año. Sin embargo, tal y como ya pusimos de manifiesto en su momento, echamos en falta la presencia de un especialista en escultura románica castellana.

2. Respecto a las conclusiones, valoramos también de forma positiva el hecho de que el informe proponga que el claustro sea dotado de una figura de protección patrimonial para garantizar su conservación y estudio.

3. El principal interés de la asociación Amigos del Románico es que se determine de forma rigurosa e imparcial la autenticidad o falsedad del conjunto a fin de que se actúe en consecuencia en términos de su conservación, protección y estudio.

4. Consideramos que los argumentos aducidos en el informe para determinar que se trata de una copia contemporánea carecen de la solidez necesaria para inferir de ellos una conclusión firme, y mucho menos demoledora, como la ha calificado algún medio de comunicación.
En este sentido, nos sorprende que se haya utilizado la homogeneidad del conjunto como prueba de su falsedad. El mismo argumento nos llevaría al absurdo de que claustros como Arles, Tudela o Sant Cugat del Vallès serían copias por ser homogéneos. Tampoco encontramos en la perfección del claustro un argumento serio que permita llegar a conclusiones definitivas. Si bien hay numerosos claustros que son irregulares, existen otros muchos que tienen una planta regular. Es llamativo como se intenta deliberadamente minimizar la importancia de los únicos elementos que desde un punto de vista científico informan de una cronología anterior a la que se pretende en el informe. Así, la importancia de la presencia de líquenes, cuyo largo proceso de crecimiento habla de forma inequívoca de la antigüedad de la piedra donde se asientan, o de pátinas naturales es minimizada aludiendo, sin ningún tipo de justificación, a que son puntuales y de insegura extrapolación al resto del conjunto. Resulta contradictorio que se destaque la homogeneidad del material y al mismo tiempo se hable de que hay piezas auténticas dentro de una copia historicista contemporánea, pues de ser así no existiría tal homogeneidad. También es sorprendente que el informe afirme con rotundidad el carácter de copia del claustro y, por otra parte, se señale la posible existencia de piezas auténticas por determinar ¿No es paradójico que se afirme con rotundidad la falsedad de esta obra si no se ha podido distinguir hasta el momento lo auténtico de la copia? ¿Cómo se explica esta coexistencia de piezas auténticas con piezas falsas con la homogeneidad del material? Asimismo, nos llama la atención que en las conclusiones no se hayan tenido en cuenta los aspectos iconográficos de los capiteles, algunos de los cuales resultan desconcertantes y difíciles de imaginar en una copia realizada en el primer tercio del siglo XX. Tampoco consideramos como prueba concluyente que el claustro no haya estado documentado hasta el momento pues, al contrario de lo que afirma el informe, son numerosos los claustros que han desaparecido sin dejar rastro y son conocidas las deficiencias en el proceso de elaboración de los catálogos monumentales de la época.

5. En el informe se han valorado exclusivamente indicios, que no pruebas, que podrían llevar a cuestionarse el hecho de que sea auténtico, pero no se ha hecho lo propio en relación al hecho de que sea una falsificación. En todo estudio que se realice con un mínimo de rigor deben plantearse preguntas en ambos sentidos a fin de cuestionarse todas las hipótesis posibles. Así, por ejemplo, llevaría a dudar de que se trate de una copia la profusa talla que hay en la parte inferior de los puntos de unión entre las cestas de los capiteles, sobre todo de los conjuntos de cuatro. ¿Por qué se iba a complicar la vida el tallista “falsificador” trabajando una parte difícil de tallar y de muy poca visibilidad? La ausencia de este cuestionamiento de la hipótesis de la falsificación puede tener dos posibles explicaciones: se puede deber a un error metodológico que tiene como consecuencia que deba dudarse de las conclusiones finales del estudio, o bien puede ser un claro indicio de que muy probablemente el resultado del informe ya estaba definido antes del inicio del trabajo de los técnicos.

6. Es por todo ello que echamos en falta argumentos de peso que justifiquen la rotundidad de las conclusiones. Tan solo se podrá afirmar con seguridad que es un falso historicista cuando se sepa quien ha sido el autor de la copia, o que es una pieza auténtica cuando se sepa su origen. Mientras tanto se ha de actuar con el rigor que requieren los estudios relacionados con el patrimonio y la historia del arte, el cual echamos en falta en el informe emitido, aspecto éste que nos hace pensar en que el trabajo realizado por los técnicos que formaban el equipo no ha sido llevado a cabo en las condiciones de imparcialidad que cabría esperar.

En definitiva, pensamos que ante la debilidad de los argumentos es todavía prematuro la emisión de conclusiones rotundas, y reclamamos un estudio del claustro serio, riguroso, imparcial y con la presencia de especialistas en la escultura románica castellana y hacemos un llamamiento a las autoridades para que tomen las medidas necesarias para garantizar que el claustro pueda seguir estudiándose hasta que se descubra realmente su grado de autenticidad o falsedad.

Amigos del Románico nació con el objetivo de proteger y divulgar el arte Románico, así como para ampliar su conocimiento y ámbitos de estudio. Todas las actividades programadas por la asociación tienen como referencia estos principios, que tratamos de extender al conjunto de la población.
Para más información pueden ponerse en contacto con la responsable de prensa, Ana Hernando: 669.33.66.90



Follow us on Twitter:


Contact Acceso - +34 91 787 00 00 / +34 93 492 00 00
Sitemap - All rights reserved - Legal notice - Web Accesible