To improve your experience and the service on our websites we use our own cookies and from third parties (other service providers). If you browse on our website, you are accepting the use of cookies in the conditions established in this document Cookies Policy.This policy may be updated, as such we invite you to review it regularly.

Press release

El estudio se ha realizao sobre una muestra de 2.297 gestantes de la ciudad de Barcelona que han tenido un hijo sano (sin anomalías congénitas) entre 1994 y 2003. Las fuentes de información han sido las historias hospitalarias y una encuesta realizada a las madres.

Los resultados muestran que la prevalencia de tabaquismo al inicio de la gestación es del 41%. De estas mujeres fumadoras, el 40% lo deja durante el embarazo, y llega al final de la gestación sin fumar el 25%. Las gestante más jóvenes son las más fumadoras (un 60% de las jóvenes de menos de 20 años y un 45% de las jóvenes de entre 20 y 29 años).

Las gestantes menos fumadoras son mujeres con más nivel de estudios, de clases más favorecidas, que han planificado su embarazo, que son primíparas o que conviven con una pareja no fumadora. Las inmigrantes también son menos fumadoras. Igualmente se observa que trebajar fuera de casa se asocia a un mayor uso del tabac, o que las mujeres con ocupaciones manuales fuman más y abandonan menos el tabaco durante el embarazo.

El estudio también pone de manifesto que los indicadores de salud infantil en las gestantes fumadoras son peores, presentan prematuridad un 5.50% de los partos, un 5.27% bajo peso al nacer y un 1.01% retraso en el crecimiento intrauterino.

Las gestantes que menos fuman son las de mayor edad, así en el grupo de 30 a 39 años no fuma un 60%, y a partir de los 40 no fuman al inicio de la gestación un 78% . En cambio las más jóvenes de 20 años son las que presentan una mayor prevalencia (60%) además de ser el grupo que más sigue fumando al final del embarazo (40%).

El estudio, realizado por la Agència de Salut Pública de Barcelona, concluye que la prevalencia del tabaco y su abandono esta vinculado a factores sociales.

En la ciudad el tabaquismo tiene un poderoso efecto negativo sobre la gestación (prematuridad, bajo peso al nacer y retraso intrauterino), superior al de la clase social si se corrige por el hecho de fumar. De hecho, en un contexto como el nuestro, donde el sistema sanitario de financiación público elimina muchas barreres de acceso en comparación con otros paises, el grueso de las diferencies sociales en la salud de los niños al nacer parecen explicarse básicamente por el tabaco. Ello hace necesario, según el Dr. Joan Ramon Villalbí coautor del estudi, que “ayudar a dejar de fumar a las gestantes fumadores sea una prioridad sanitaria. El embarazo es un momento donde muchas mujeres hacen un intento serio de abandono que hay que estimular, no sólo durante el embarazo sinó també después del parto”. En este sentido hay diversos estudios que muestran que muchas de las mujeres que abandonan el tabaco durante el embarazo reinciden tan pronto como han dado a luz. En cambio, sabemos que la exposición de los niños al humo ambiental del tabaco también tiene efectos negatius para su salud, destacando que es una causa importante de asma infantil.



Follow us on Twitter:


Contact Acceso - +34 91 787 00 00 / +34 93 492 00 00
Sitemap - All rights reserved - Legal notice - Web Accesible