To improve your experience and the service on our websites we use our own cookies and from third parties (other service providers). If you browse on our website, you are accepting the use of cookies in the conditions established in this document Cookies Policy.This policy may be updated, as such we invite you to review it regularly.

Press release

¿Es el cerebro de una mujer más pequeño que el de un hombre? Parece que si. Pero también parece que la importancia del tamaño es totalmente relativa, ya que a dimensiones más reducidas, mejores conexiones neuronales y por tanto más eficiencia para adquirir nuevos conocimientos. La dopamina es el elemento clave para potenciar el aprendizaje y la memorización. Ahora, recientes estudios han demostrado que los principios activos del extracto especial EGb 761®, presente en Ginkokán®, provocan un incremento de la capacidad y la velocidad de aprendizaje gracias al aumento de la liberación de dopamina.

El cerebro masculino pesa alrededor de 1,3 kg. y el femenino aproximadamente un 10% menos de media. Este detalle se utilizó durante mucho tiempo para explicar la supuesta ‘mayor inteligencia del hombre’. Afortunadamente los tiempos han cambiado y sabemos que la diferencia de peso entre cerebros puede tener diversas explicaciones como que los hombres son, por norma, más grandes fisicamente que las mujeres.
¿Significa esto que los hombres son más inteligentes que las mujeres? No y no. No se aprecian diferencias entre los resultados de mujeres y hombres en los test de inteligencia. Según la Dra. Helen Fisher, bióloga y antropóloga de la Universidad de Rutgers, New Jersey, las diferencias del tamaño cerebral provienen ya de hechos prehistóricos. Las mujeres necesitaban habilidades verbales y emocionales para controlar y educar a sus hijos, mientras que los hombres necesitaban destrezas espaciales para cazar. Tenemos un cerebro muy antiguo en una cultura muy moderna. Ahora, resulta imprescindible pensar y actuar de forma flexible. ‘Los factores más importantes – que estimulan eficazmente el rendimiento mental en su conjunto – se basan en nuestra competencia para adquirir nuevos conocimientos, recordar sucesos y hacer predicciones correctas sobre acontecimientos futuros’, afirma el profesor Düzel .
Simplificando, diremos que más aprendizaje y mejor memoria es igual a mayor previsión en nuestros actos. En lo que se refiere al aprendizaje y a la memorización, juega un papel clave uno de los mensajeros químicos del cuerpo: la dopamina. Ahora, en recientes estudios se ha demostrado que el principio activo EGb 761®, presente en Ginkokán®, fomenta un aumento de la capacidad y la velocidad de aprendizaje al incrementar la liberación de dopamina.
Según el Dr. Düzel la dopamina no solamente mejora la consolidación de la memoria, sino que motiva un comportamiento “explorador”. Todas las personas son curiosas por naturaleza. Sin embargo, en el día a día, la dificultad radica en distinguir la información relevante de la irrelevante y permanecer flexibles en nuestros pensamientos y nuestras acciones. Muchas personas se sienten presionadas y llegan al límite de sus propios recursos mentales. En ocasiones, la avalancha de información es demasiado grande y provoca que el cerebro reduzca su velocidad, desempeñe antiguas estrategias de resolución, nos desconcentramos, cometemos errores y finalmente somos incapaces de tomar decisiones.
Ginkokán®, reducir el estrés y mejorar la concentración.
Ginkokán®, con su extracto EGb 761®, ayuda a observar y analizar un problema con atención, sopesar las posibles alternativas y no actuar con pánico o precipitación. Si reducimos nuestra percepción de estrés, mejoraremos nuestra memoria y nuestra concentración. Utilizando nuestros recursos mentales de forma óptima, no llegaremos tan rápido al límite, y podremos planear mejor nuestras acciones. Ahora, con Ginkokán®, extracto de Ginkgo biloba EGb 761®, nos será mucho más fácil hacer frente a los desafíos del día a día.
La investigación sobre la dopamina, la serotonina o la noradrenalina no deja de sorprendernos. Estos neurotransmisores forman parte de un complejo sistema que pone en marcha y controla un amplio grupo de actividades como los procesos mnemotécnicos, el equilibrio emocional, las reacciones apropiadas o la resolución de problemas cotidianos. Además, nuevos datos apuntan a una relación causal directa entre la disfunción de dopamina en el córtex prefrontal y un déficit cognitivo.



Follow us on Twitter:


Contact Acceso - +34 91 787 00 00 / +34 93 492 00 00
Sitemap - All rights reserved - Legal notice - Web Accesible