Press release

Investigadores granadinos estudian si las dietas ricas en grasas poliinsaturadas y nucleótidos mejoran la recuperación de la pared intestinal

El grupo Estructura y Bioquímica Celular, dirigido por el profesor de Biología Celular Antonio Ríos Guadix, trabaja desde hace diez años en la investigación de enfermedades intestinales tales como la diarrea crónica, la enfermedad inflamatoria intestinal, la Colitis Ulcerosa o la Enfermedad de Crohn. La investigación de este grupo, realizada fundamentalmente por los doctores A. Ríos, M.I. Torres y M.I. Fernández, se centra en dos líneas: la influencia de la alimentación en los procesos de recuperación y los factores desencadenantes de la enfermedad.

Los investigadores han comprobado como la composición de determinadas dietas influye en la recuperación de la estructura normal del intestino tras un proceso diarréico. Según Antonio Ríos, "las dietas ricas en nucleótidos -un componente que se encuentra en la leche materna- mejoran la recuperación de la pared intestinal. Un trabajo que realizamos en colaboración con Puleva, Abbott y el grupo del Dr. Angel Gil, del departamento de Bioquímica". El mismo efecto parecen tener ciertos ácidos grasos insaturados presentes en grasas como las de pescado, las de semillas de algunos vegetales y el aceite de oliva, entre otros.

El grupo Estructura y Bioquímica Celular se ha centrado en los últimos años en los factores que desencadenan enfermedades inflamatorias intestinales como la Colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn. Este tipo de enfermedades crónicas, que afectan a un gran porcentaje de población en los países industrializados, están apareciendo cada vez en edades más tempranas, sin que se hayan determinado aún claramente los factores desencadenantes. La Colitis Ulcerosa y la Enfermedad de Crohn producen una inflamación en el intestino "de la que hasta el momento se desconoce su causa y también su tratamiento terapeútico definitivo, acudiéndose normalmente a tratamientos sintomáticos que no eliminan el problema".

Los investigadores creen fundamentada la idea sobre una base inmunitaria en la aparición de este tipo de enfermedades, "ya que es chocante que en las sociedades avanzadas se produzcan estas patologías mientras que en poblaciones donde la alimentación es supuestamente más pobre no estén presentes".

El problema de un tratamiento efectivo de la Colitis Ulcerosa y la enfermedad de Crohn se encuentra en la dificultad de su diagnóstico, "porque cursan de manera muy parecida al principio y tan sólo se diagnostican con claridad cuando la enfermedad se ha desarrollado ampliamente". De ahí, que la otra línea de trabajo de este grupo esté en encontrar un marcador de estas enfermedades que consiga detectarlas en sus etapas iniciales y permita así establecer un tratamiento adecuado y una prevención frente al posible agente causante.



Follow us on Twitter:


Contact Acceso - +34 91 787 00 00 / +34 93 492 00 00
Sitemap - All rights reserved - Legal notice - Web Accesible