To improve your experience and the service on our websites we use our own cookies and from third parties (other service providers). If you browse on our website, you are accepting the use of cookies in the conditions established in this document Cookies Policy.This policy may be updated, as such we invite you to review it regularly.

Press release

El Secretario General de Sanidad, Fernando Lamata, ha asegurado que los servicios de Primaria están muy bien valorados por los ciudadanos y han ido adquiriendo cada vez un mayor prestigio científico, técnico y docente
El Decreto de Estructuras Básicas de Salud, que cumple 20 años, fue el inicio de la reforma del sistema sanitario y el detonante de la puesta en marcha de la Atención Primaria en España, inspirada en la Declaración de Alma-Atade 1978

(29-noviembre-2004).- El Secretario General de Sanidad, Fernando Lamata, ha asegurado hoy durante la inauguración de la "Jornada 20 años de Atención Primaria en España" que el Ministerio va a proponer la formación de una ponencia técnica en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que analice el estado de la Primaria y proponga estrategias de mejora en este nivel asistencial, que juega un papel clave en la asistencia sanitaria del país.

Lamata ha recordado que en los últimos 20 años se han producido importantes cambios en la sanidad española, pero uno de los más significativos, "por su trascendencia en la ciudadanía", ha sido el desarrollo de la Atención Primaria, servicios que además están muy bien valorados por los ciudadanos y han ido adquiriendo cada vez un mayor prestigio científico, técnico y docente.

La alta consideración que tiene la Atención Primaria internacionalmente se debe, a juicio del Secretario General, a los cambios organizativos y técnicos que alentó el Real Decreto sobre Estructuras Básicas de Salud, que delimitó las zonas de salud, definió el Centro de Salud y el concepto de una Atención Primaria "coordinada, integral, permanente y continuada"; creó los equipos de Atención Primaria y la figura del Coordinador Médico; y estableció la nueva jornada de trabajo, la integración de los médicos de cupo, la libre elección de médico y la tarjeta sanitaria.

Una vez reiterada la buena calidad de la Atención Primaria, Fernando Lamata ha apuntado varios aspectos susceptibles de mejora y que podrían ser abordados en el seno del Consejo Interterritorial, como adecuar las plantillas a las nuevas necesidades y demandas, dar un nuevo impulso a la profesión de Enfermería en el control de patologías crónicas, mejorar la motivación de los profesionales, modernizar la organización, mejorar la coordinación con la Atención Especializada, establecer un catálogo de prestaciones básico y común, o implantar las nuevas tecnologías de la información.

Lamata ha recordado también que en la última reunión de la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud se ha informado favorablemente la ampliación a cuatro años del periodo de formación de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria. De esta forma, nuestro país se sitúa una vez más a la cabeza en el impulso de la mejora de la calidad en la Atención Primaria. Del mismo modo, la futura especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria contemplada en el proyecto de Real Decreto supone otro paso fundamental en este sentido.

20 AÑOS DE HISTORIA

El Decreto de Estructuras Básicas de Salud de 1984 fue el inicio de la reforma del sistema sanitario, que más tarde asumiría la Ley General de Sanidad de 1986, impulsada por el entonces ministro Ernest Lluch. Esta Ley desarrolló el derecho a la protección de la salud, recogido en el artículo 43 de la Constitución, y colocó el Sistema Nacional de Salud como la estructura compuesta por todos los servicios de salud -tanto estatales como autonómicos- y garante de dicho derecho.

El Decreto de Estructuras Básicas de Salud ponía en marcha un nuevo concepto de Atención Primaria, que fue inspirado en la Declaración de Alma-Ata, elaborada durante la Conferencia conjunta de la OMS y UNICEF de 1978. La normativa creaba los Equipos de Atención Primaria, encargados del cuidado de la salud de los ciudadanos de una zona básica de salud.

Los cambios introducidos en la Atención Primaria fueron espectaculares para la época:

Incorporación de los médicos de familia a los equipos de Atención Primaria. Esta especialidad médica fue creada en 1978 y supuso una renovación profesional y una mejora de la formación de los facultativos de este nivel asistencial.
Incorporación de la enfermería al nuevo concepto de cuidado de salud de los ciudadanos.
Implantación de la cita previa para mejorar el acceso a la consulta médica.
Trabajo en equipo, con sesiones clínicas, puesta en común de los casos, etc.
Jornada de trabajo completa y en exclusiva. Se pasa de consultas de dos horas diarias a siete.
Generalización de la Historia Clínica, como soporte de la información sanitaria de cada paciente.
Incorporación de programas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad.
Implantación de una cartera de servicios de Atención Primaria, que supuso la prestación de servicios comunes a todos los ciudadanos.
Trabajo en, con y para la comunidad. Los equipos de Atención Primaria ya no se limitan a atender a individuos aislados, sino que lo hacen teniendo en cuenta la comunidad a la que pertenecen.
En estos 20 años, el nuevo modelo de Primaria se ha extendido y afianzado y se puede decir, en términos generales, que da cobertura a la inmensa mayoría de la población española, y que se ha convertido, en palabras del Secretario General de Sanidad, "en el eje y motor de nuestro sistema sanitario", teniendo en cuenta su efectividad en términos de salud en relación con los recursos que emplea.



Follow us on Twitter:


Contact Acceso - +34 91 787 00 00 / +34 93 492 00 00
Sitemap - All rights reserved - Legal notice - Web Accesible