Para mejorar tu experiencia y el servicio, en nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros (otros proveedores de servicios). Si navegas por nuestros sitios web, estarás aceptando el uso de las cookies en las condiciones establecidas en la presente Política de Cookies. Esta política puede ser actualizada, por lo que te invitamos a revisarla de forma regular.

Nota de prensa
  • COLORESIS analiza el papel del dibujo como mecanismo de expresión de los niños afectados de enuresis nocturna (más de un millón en nuestro país mayores de 5 años)
  • Coordinado por el Dr. Francisco Javier Quintero, Jefe de Psiquiatría del Hospital Infanta Leonor de Madrid, y el Dr. José Luis Montón, Pediatra Centro de Salud Mar Báltico de Madrid
  • Kon Objetivo de Servicio en COMUNICACION -K.O.S. Comunicación - 11/02/2010, 16:02h


• La obra analiza 200 dibujos correspondientes a 50 casos de enuresis nocturna en pacientes entre 5 y 14 años.

• Los expertos utilizan los dibujos como herramienta para la comprensión del mundo infantil, pues en ellos vuelcan su experiencia vital cuando la palabra carece de agilidad y fluidez.

• Más de un millón de niños españoles en edad escolar continúan mojando la cama después de los 5 años viendo afectado su rendimiento escolar, relaciones sociales, su vida diaria y la de su familia.


 
Madrid, 11 de febrero de 2010.- Los niños, sobre todo a edades tempranas, no son siempre capaces de verbalizar sus problemas, por lo que los dibujos se perfilan como una herramienta muy útil para la manifestación de sus vivencias y emociones, miedos, preocupaciones, frustraciones, etc.
 
“La interpretación del grafismo esta relacionada con múltiples aspectos, entre los que se encuentran: la posición de la hoja, la secuencia de los elementos dibujados, el tamaño, la colocación del dibujo en el espacio, la presión, los trazos, los detalles, los colores, la temática del dibujo, la omisión de elementos importantes y el movimiento” afirma el Dr. José Luis Montón, Pediatra del Centro de Salud Mar Báltico de Madrid, y uno de los coordinadores del libro, que ha estudiado cómo perciben los niños con enuresis su problema a través de sus dibujos.
 
El niño enurético, existen en nuestro país más de un millón de niños enuréticos mayores de 5 años, es habitual que sienta inseguridad y malestar que le hace menoscabar su autoestima, por lo que en la gran mayoría de los casos presenta asociados baja motivación escolar, timidez, aislamiento social, sentimiento de vergüenza, culpa etc., y ve limitadas sus actividades (asistencia a campamentos, casas de amigos, vacaciones, etc.), suponiendo también un problema en casa: trastornos del sueño para la familia que debe hacer cambios y lavado de ropa frecuentes, carga económica (se estima que supone al año un gasto superior a mil euros), trastornos psicológicos y ocultación del problema en ocasiones, etc.
 
 
En el proyecto “Coloresis” han participado 225 pediatras de toda España que han ido recogiendo los casos mas significativos entre sus pacientes y de ellos se han publicado los 50 más representativos. Según el Dr. Francisco Javier Quintero, Jefe de Psiquiatría del Hospital Infanta Leonor de Madrid “diseñamos este proyecto para valorar hasta qué punto éramos capaces de entender como se encuentra el niño con enuresis nocturna a través de una prueba proyectiva como son los dibujos, y para ello definimos  dos tipos de dibujos, el primero centrado en su principal problema, para lo que pedíamos a los niños que describieran la noche, el momento mas sensible para ellos, y luego utilizábamos como mecanismo de control el dibujo libre, para lo que les solicitábamos que dibujaran lo que ellos quisieran.”
 
La monografía está realizada para que pueda hacerse su lectura desde dos vertientes, según nos explica el Dr. Quintero; por un lado están las conclusiones de los dibujos como tal y por otro la posibilidad de hacer una lectura longitudinal: los dibujos están ordenados de manera cronológica, empezando por los realizados por los niños mas pequeños, y comparando por franjas de edad y sexo, de manera que puede analizarse la maduración del niño a través de los mismos, así como comparar las diferencias entre niños y niñas.
 
Para los expertos, “Coloresis” organiza y pone de manifiesto algo que ya presuponían, cuanto mayor es el niño con enuresis, más repercusión emocional presenta y más aislado se siente. Por el contrario, cuanto mas pequeño es, proyecta su problema en el medio familiar, lo cuenta, lo vive con emociones negativas pero no de manera drástica, aunque según va creciendo y madurando y sus emociones son más complicadas, se percibe una mayor tendencia al aislamiento, mayor búsqueda de apoyo y mayor angustia por su parte. El dibujo es una herramienta muy reveladora en psiquiatría y otras especialidades, y no solo para el trabajo con niños, y a la vista de los dibujos estudiados se confirma esta situación.
 
El cambio que los dibujos manifiestan entre el antes y el después del tratamiento es interesante, a través de ellos se percibe como el niño con enuresis se siente afectado, con angustia y percibe la noche como algo que quiere evitar, una vez tratado y solucionado su problema los dibujos cambian y ofrecen una imagen relajada, abierta, un niño alegre e integrado.
 
Fue a finales del XIX cuando se empezó a prestar atención al dibujo infantil como modo de expresión y herramienta para comprender su mundo, incluso cuando por la edad el lenguaje hablado o escrito no se ha desarrollado completamente. Las primeras investigaciones dieron lugar a los test actuales que permiten al niño organizarse sobre el papel, elaborando su realidad y dándole sentido.
 
Según afirma la Dra. Mercedes Loro, Psiquiatra de niños y adolescentes de la Clínica Doctor Quintero, “la enuresis es un problema autolimitado, con buen pronostico, para el que existe tratamiento eficaz. El riesgo del enurético de seguir padeciéndola el resto de su vida es del 3% si no recibe tratamiento activo en la infancia pues, aunque la prevalencia disminuye, la frecuencia y severidad de los episodios aumenta progresivamente con la edad”.
 
Superar la enuresis o emisión de orina, de características normales, en un momento o lugar inapropiado o socialmente inaceptable, es posible con la colaboración de los distintos especialistas, los padres y el niño.
 
Se denomina enuresis nocturna a los episodios que se producen durante el sueño en los que, generalmente, el niño no despierta tras la micción. Para considerar que un niño sufre de enuresis tienen que registrarse dos o más episodios en un mes
 
 
 
 
 
 
Para más información:
KOS Comunicación (Kon Objetivo de Servicio)
91 319 87 38
Isabellopeziglesias@koscomunicacion.com
 
 



Síguenos en Twitter:
Carpeta de prensa:


Contacta con Acceso - 91 787 00 00 / 93 492 00 00
Mapa Web - Todos los derechos reservados - Aviso legal - Web Accesible