Nota de prensa

- Los daños cerebrales que produce la esclerosis múltiple desde el primer brote hacen necesaria la clasificación de esta enfermedad como grave desde el principio.

- El estudio BENEFIT demuestra que el tratamiento precoz con Betaferon® desde un primer brote de la enfermedad reduce a la mitad el riesgo de desarrollar esclerosis múltiple.

- Tras un primer brote, la mitad de los afectados que no reciben tratamiento pueden desarrollar EM en los siguientes 6 meses, llegando al 85 % durante los dos primeros años.

Barcelona, 23 de noviembre de 2006 – Dentro de la LVII Reunión Anual de la Sociedad Española de Neurología (SEN) que se celebra del 22 al 25 de noviembre en Barcelona, varios neurólogos de reconocido prestigio debatieron ayer sobre la importancia del diagnóstico y tratamiento precoz de la esclerosis múltiple.

En el simposium, organizado por Schering España bajo el título Tratamiento precoz de la esclerosis múltiple con interferón beta de alta dosis-alta frecuencia, se ha puesto de manifiesto la importancia de tratar esta enfermedad desde el primer brote. “La esclerosis múltiple es una enfermedad progresiva desde sus fases iniciales, incluso aunque no se manifieste clínicamente en forma de brotes”, explica el doctor Óscar Fernández, director del Instituto de Neurociencias Clínicas del Hospital Carlos Haya de Málaga y moderador del debate. “La presencia precoz de daño axonal, lesiones inflamatorias silentes o alteraciones cognitivas nos hacen pensar que la enfermedad debe ser considerada grave desde el inicio”, añade el neurólogo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, el doctor José Carlos Álvarez-Cermeño.

“En la actualidad -continúa el Dr. Álvarez-Cermeño-, existen factores que justifican la necesidad del tratamiento inmunomodulador desde el inicio de la enfermedad “. El estudio BENEFIT, presentado recientemente, ha demostrado que el interferón beta-1b de alta dosis y alta frecuencia, administrado en pacientes con un primer brote sugestivo de esclerosis múltiple, proporciona mejores resultados que los obtenidos en estudios previos como CHAMPS y ETOMS (sobre IFN beta-1a).

En este sentido, el doctor Txomin Arbizu, del Servicio de Neurología del Hospital Bellvitge de Barcelona, comentó además que “tanto los datos de este estudio como de los que disponemos en nuestro centro nos indican que el tratamiento precoz puede modificar el curso de la enfermedad, lo cual marca el pronóstico del paciente a largo plazo”.

Los resultados del ensayo clínico BENEFIT muestran que Betaferon® (interferón beta-1b) puede ralentizar sustancialmente el progreso de la EM en pacientes recién diagnosticados, especialmente los que se encuentran en la fase temprana de la enfermedad, que es cuando tiene una mayor eficacia: el tratamiento con 250 mcg en la fase precoz de la enfermedad retrasa en un año el desarrollo de esclerosis múltiple respecto al grupo no tratado.

En el simposio también ha participado el doctor Xavier Montalbán, de la Unidad de Neuroinmunología Clínica del Hospital General Universitario Vall d´Hebron de Barcelona, que analizó los resultados obtenidos en el análisis de subgrupos de BENEFIT. Montalbán destaca que se ha apreciado “un efecto superior del tratamiento en pacientes con una manifestación monofocal de la enfermedad, con menos lesiones T2 o sin intensificación por Gadolinio a nivel basal”; es decir, el tratamiento había sido beneficioso tanto en pacientes con formas más activas de la enfermedad, como aquellos con menor diseminación de la misma.

Los doctores Guillermo Izquierdo, Jefe de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Servicio de Neurología del Hospital Virgen Macarena de Sevilla, y Rafael Arroyo, Jefe de la Unidad de EM del Servicio de Neurología del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid, fueron los encargados de clausurar el simposium. El primero, solicitando a cada uno de los ponentes una valoración acerca del momento idóneo para iniciar el tratamiento de la EM, a tenor de los resultados de BENEFIT. Por su parte, el doctor Arroyo, puso sobre la mesa la relevancia que los datos por subgrupos de este estudio tienen para la práctica clínica de los neurólogos.

Sobre el Ensayo BENEFIT

BENEFIT es un estudio realizado en 98 centros de 20 países sobre un total de 487 pacientes que habían tenido un único episodio clínico sugestivo de EM. Ha contado con la participación de investigadores españoles de un total de ocho hospitales de Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Valencia y Vizcaya.

Los resultados del estudio BENEFIT muestran que en los pacientes con un primer episodio clínico desmielinizante, el tratamiento con Betaferon® 250mcg reduce en un 50 por ciento el riesgo de desarrollar clínicamente Esclerosis Múltiple (EM), comparado con el grupo placebo. Asimismo, los pacientes que han seguido el tratamiento con Betaferon® tienen una menor probabilidad de desarrollar esclerosis múltiple, según los criterios diagnósticos de McDonald. Según estos criterios, cerca de la mitad de los pacientes que no fueron tratados, habiendo tenido un primer brote clínico indicador de esclerosis múltiple, desarrollaron la enfermedad en los seis primeros meses tras el mismo.

Adicionalmente, el 85% fue diagnosticado definitivamente de esclerosis múltiple en dos años.

Sobre la esclerosis múltiple
La esclerosis múltiple es la enfermedad neurológica discapacitante más frecuente en adultos jóvenes. En España afecta en torno a 30.000 personas, presentándose más en mujeres que en hombres, en una proporción de dos a uno.

Se trata de una enfermedad crónica e impredecible que afecta al Sistema Nervioso Central y de la que, pese a ser conocida desde hace tiempo, su origen todavía no se no se ha aclarado completamente. Se considera una enfermedad autoinmune, es decir, que el sistema inmunológico ataca a células y tejidos propios. Existen evidencias de que tanto factores genéticos como ambientales (por ejemplo, virus u otros agentes infecciosos) pueden contribuir al desarrollo de esta enfermedad.

Normalmente, el riesgo de desarrollar esclerosis múltiple se puede anticipar tras un primer brote en función de la presencia o ausencia de distintos factores. En la EM, los síntomas son muy variados y no en todos los pacientes se manifiestan los mismos, ni durante el mismo periodo de tiempo. Algunos son: hormigueo, debilidad, falta de coordinación, alteraciones visuales, rigidez muscular, trastornos del habla o andar de forma inestable, entre otros.

Schering AG es una compañía farmacéutica basada en la investigación. Sus actividades están orientadas en cuatro áreas de negocio: Ginecología & Andrología, Oncología, Diagnóstico por Imagen así como Especialidades Terapéuticas para enfermedades degenerativas. Como operador global de productos innovadores Schering AG espera posicionarse como líder en los mercados especializados de todo el mundo. Con un I+D propio y apoyado por una excelente red global de asociados externos, Schering AG se está asegurando una prometedora cartera de productos. Utilizando nuevas ideas, Schering AG espera hacer una reconocida contribución al progreso médico y esforzarse por mejorar la calidad de vida: making medicine work.

www.schering.es

Para más información
Luis González, T: +34-91 563 77 22 lgonzalez@llorenteycuenca.com
Silvia Núñez, T: +34-91 563 77 22 snunez@llorenteycuenca.com
Marisol Rodríguez, T: +34-91 467 95 33 marisol.rodriguez@schering.de




Síguenos en Twitter:
Carpeta de prensa:


Contacta con Acceso - 91 787 00 00 / 93 492 00 00
Mapa Web - Todos los derechos reservados - Aviso legal - Web Accesible