Para mejorar tu experiencia y el servicio, en nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros (otros proveedores de servicios). Si navegas por nuestros sitios web, estarás aceptando el uso de las cookies en las condiciones establecidas en la presente Política de Cookies. Esta política puede ser actualizada, por lo que te invitamos a revisarla de forma regular.

Nota de prensa

ü El 98% de las multinacionales consideran el control de costes el factor más importante en su política de beneficios sociales

ü El Departamento de RRHH comparte con el Departamento Financiero la gestión de beneficios sociales

El control de los costes de los beneficios sociales y la gestión de los riesgos financieros, particularmente en lo que se refiere a obligaciones por pensiones, son los asuntos de mayor preocupación para las empresas multinacionales hoy en día, seguidos de la necesidad de asegurar la consistencia y transparencia su información pública.


Estas son algunas de las conclusiones que revela el estudio “Gestión global de beneficios sociales” elaborado por Towers Perrin con la participación de 134 empresas multinacionales.

A mediados de los 90, la mayoría de las empresas multinacionales gestionaban los beneficios sociales de sus empleados en los países en los que operaban, de una forma bastante pasiva, normalmente dejando las decisiones clave en manos de sus filiales. Sin embargo, la última década ha traído consigo un cambio en la gestión, fomentado por la globalización continua de los negocios y por las tendencias económicas y demográficas. Estos factores han aflorado la visibilidad -y el riesgo- de determinados beneficios sociales tales como las pensiones, la asistencia médica y otros.

Para Pablo Plaza, Director de Towers Perrin: “Descubrimos un cambio real hacia una gestión más disciplinada, que responde a la crisis de las pensiones a nivel mundial, a los cambios en la gestión del gobierno corporativo y la normativa contable, y a una estructura de costes creciente de los beneficios sociales”.

ü En el caso de las entidades con distintas prácticas retributivas en distintos países o unidades de negocio, es esencial el establecimiento de un marco de gestión riguroso que fomente, por un lado, una estrecha cooperación entre los departamentos de Recursos Humanos y Finanzas, y por otro, una buena comunicación entre los responsables en la casa matriz y en cada una de las unidades.

ü Para alcanzar los objetivos de control de costes, las sedes corporativas están aumentando su influencia. Aunque el departamento de Recursos Humanos continúa jugando un papel principal en el establecimiento de las políticas y los objetivos de los beneficios sociales, cada vez es más frecuente fijar políticas de gestión financiera sobre las pensiones y otros



Síguenos en Twitter:
Carpeta de prensa:


Contacta con Acceso - 91 787 00 00 / 93 492 00 00
Mapa Web - Todos los derechos reservados - Aviso legal - Web Accesible