Nota de prensa

• La probabilidad de que una mujer española padezca esta enfermedad antes de los 80 años es del 6%.

• Al año se diagnostican cerca de un millón de casos nuevos en el mundo, de los cuales en torno a 20.000 corresponden a España.

• El screening de cáncer de mama con mamografía ha conseguido disminuir la mortalidad por esta enfermedad en un 20%-30%

• La mamografía detecta entre el 70% y el 95% de los cánceres de mama en su estado inicial.

Granada, mayo de 2012.- El cáncer de mama es, hoy por hoy, la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres, tanto en España como en el resto de los países desarrollados. “La probabilidad de que una mujer española padezca esta enfermedad antes de los 80 años es del 6%, de ahí que una de cada quince mujeres españolas desarrolle un cáncer de mama a lo largo de su vida”, han asegurado un grupo de expertos reunidos en el XXXI Congreso Nacional de la SERAM, que se celebra en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Granada del 24 al 28 de mayo.

Es por eso que, anualmente, se diagnostican al año alrededor de un millón de casos nuevos en el mundo, de los cuales en torno a 20.000 corresponden a España. Y la mayoría de ellos se han diagnosticado a través de mamografía, lo que le ha valido a esta técnica como la única en la que existe evidencia científica que disminuye la mortalidad por cáncer de mama y por lo tanto es la técnica de elección para el cribado poblacional.

Por eso, se han puesto en marcha de programas poblacionales de detección precoz del cáncer de mama, que buscan disminuir la mortalidad y morbilidad por esta enfermedad, diagnosticando los cánceres en estadios iniciales. “El screening de cáncer de mama con mamografía ha conseguido disminuir la mortalidad por esta enfermedad en un 20-30%”, afirman desde el XXXI Congreso Nacional de la SERAM.
Además, los expertos radiólogos aseguran que la morbilidad por esta causa ha disminuido considerablemente, al permitir aplicar tratamientos menos agresivos que la mastectomía, como pueden ser la cirugía conservadora o la realización de biopsia selectiva de ganglio centinela (BSGC), lo cual asegura que mejora de forma considerable la calidad de vida de las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama. “Gracias a ello, evitamos efectos adversos de otros tratamientos más agresivo, posibilitando que hasta un 70% de las mujeres que actualmente se diagnostican de cáncer de mama en estadio inicial puedan tratarse preservando la mama”, añaden los especialistas.

Alta sensibilidad, doble revisión
La mamografía continúa siendo la técnica de elección para la detección precoz del cáncer de mama con una sensibilidad que oscila entre el 70% y el 95%. Por ello los estudios presentados en el congreso nacional de la SERAM aseguran que “el cribado mamográfico va dirigido a mujeres en una franja de edad de riesgo potencial, y se realiza mediante mamografía con proyecciones cráneo-caudal y oblicua medio-lateral bilateral”. Los expertos añaden que el control de dichas proyecciones mamográficas son revisadas por dos radiólogos de forma independiente, lo que la especialista llama “doble lectura independiente no consensuada”, para aumentar y mejorar la detección.

“El reto fundamental es detectar los cánceres en el estadio lo mas precoz posible, minimizando de esta forma los efectos negativos del cribado”, aseguran desde la comunidad científica. Para conseguir esto, los especialistas coinciden que es necesario que el cribado cumpla unos estándares de calidad. “Es fundamental que las mamografías y métodos de imagen de mama sean interpretados por profesionales con experiencia y formación específica es dicha área, ya que solo de esa forma se pueden conseguir los resultados esperados”, añaden los especialistas radiólogos.

Falsos o verdaderos, positivos o negativos
Para medir los resultados de su diagnóstico, los especialistas los clasifican según sean positivos o negativos. “Los aspectos positivos del cribado mamográfico son los “Verdaderos Positivos” (VP), que registran las lecturas de mamografías patológicas y el diagnostico de cáncer, mientras que los verdaderos negativos (VN) lo hacen en mamografías con lectura normal y sin diagnóstico de cáncer”, informan desde la comunidad de radiólogos, y añaden que los primeros son “la clave de la reducción de la mortalidad al diagnosticar los canceres en estado preclínico, y los segundos reafirman la normalidad”.

Por otro lado, los aspectos negativos son los falsos positivos (FP) y los falsos negativos (FN). Los primeros generan morbilidad psicológica y física así como consumo de recursos sanitarios, al someter a mujeres a distintas pruebas en las que no se confirma la enfermedad, mientras que los falsos negativos que conllevan retrasos en los diagnósticos.

Para más información:
Docor Comunicación - 94 423 48 25
info@docorcomunicacion.com



Síguenos en Twitter:
Carpeta de prensa:


Contacta con Acceso - 91 787 00 00 / 93 492 00 00
Mapa Web - Todos los derechos reservados - Aviso legal - Web Accesible