Nota de prensa
  • ´Los nuevos tratamientos para la leucemia están cambiando la historia, deján atrás el trasplante
  • Reunión de Expertos en Leucemia organizada por MD Anderson Cancer Center
  • Team Press - 12/03/2008, 10:03h

· Las tasas de supervivencia con los nuevos tratamientos alcanzan el 90% a los cinco años en leucemias mieloides crónicas y de entre un 40% y un 50% en leucemias mieloides agudas para pacientes menores de 60 años, unos porcentajes que hace tan sólo diez años eran impensables.


· En España se diagnostican anualmente unos 9.000 casos de leucemias, de ellos un 35% son leucemias mieloides (aproximadamente, 2.000 leucemias mieloides agudas y unas 600 leucemias mieloides crónicas).

· Los principales expertos norteamericanos y europeos en leucemia reunidos en Madrid para dar a conocer los últimos avances en el tratamiento de la leucemia, en una reunión auspiciada por el Centro Oncológico MD Anderson Cancer Center de Houston.

Madrid, 12 de marzo de 2008. Los principales expertos norteamericanos y europeos en leucemia están reunidos en Madrid para abordar las últimas novedades en el campo de la leucemia mieloide crónica (LMC), las leucemias mieloides agudas (LMA) y los síndromes mielodisplásicos. Un encuentro organizado por el Departamento de Leucemia de MD Anderson Cancer Center de Houston y por el Departamento de Hematología de MD Anderson International España (único centro acreditado por la Comunidad de Madrid como especializado en oncología); y que cuenta con el patrocinio de Bristol-Myers Squibb, Novartis y Genzyme Oncology.

En esta reunión, a la que acuden más de doscientos hematólogos, se resaltará la importancia que han adquirido en los últimos años las terapias biológicas y las últimas novedades en el tratamiento de esta enfermedad donde la estrategia final para su abordaje supone la combinación de diferentes terapias. Así, el Dr. José Francisco Tomás, Jefe del Servicio de Hematología del Centro Oncológico MD Anderson y uno de los directores de esta reunión, explica que “hasta hace poco se asociaba la leucemia como una enfermedad maldita irreversible, una especie de sentencia, pero gracias a que se ha descubierto el mecanismo de la enfermedad se está logrando un tratamiento diseñado, fruto de la importancia de la investigación biomédica”. De hecho, matiza el Dr. Tomás, las investigaciones con nuevos fármacos para la leucemia avanzan con tal rapidez que “el tratamiento va por delante de la capacidad de los hematólogos para poder aplicarlos haciendo que el abordaje de las leucemias sean un ejemplo para el resto de cánceres”.


En España se diagnostican anualmente unos 9.000 casos de leucemias, de ellos un 35% son leucemias mieloides (aproximadamente, 2.000 leucemias mieloides agudas y unas 600 leucemias mieloides crónicas). Con los nuevos tratamientos, como imatinib, dasatinib y nilotinib, las tasas de supervivencia alcanzan el 90% a los cinco años en leucemias mieloides crónicas y de entre un 40% y un 50% en leucemias mieloides agudas para pacientes menores de 60 años, unos porcentajes que hace tan sólo diez años eran impensables”, asegura el Dr. Tomás. De hecho cada vez es mayor el target de población con leucemia mieloide crónica porque casi todos sobreviven, “planteándosenos el reto de lograr la mejor calidad de vida para estos pacientes”.

Leucemia mieloide crónica
La leucemia mieloide crónica (LMC) es una enfermedad hematológica maligna (cáncer de la sangre) en la que los leucocitos no maduran y se acumulan. Se caracteriza por la presencia de una anomalía denominada cromosoma Philadelfia (Ph), que produce una proteína anómala, BCR-ABL, con una actividad enzimática tirosin-kinasa aumentada, base del mecanismo que explica biológicamente esta enfermedad. La LMC ha sido el primer cáncer humano en el que la profundización en los conocimientos biológicos de un tumor ha tenido su recompensa en el desarrollo de un tratamiento dirigido y altamente eficaz, como imatinib.

Se estima que a nivel mundial se producen al año 1-2 casos nuevos de LMC por cada 100.000 personas. Se diagnostica en adultos de más de 40 años y es algo más frecuente en los hombres que en las mujeres.
Sobre las leucemias mieloides crónicas (LMC) el Dr. Tomás, Jefe del Departamento de Hematología del Centro Oncológico MD Anderson International España de Madrid y uno de los directores de esta reunión, explica que “imatinib se ha demostrado eficaz una vez conocido el mecanismo genético y molecular que participa en la expresión de la enfermedad”. Con un seguimiento ya cercano a los 10 años para algunos pacientes imatinib se ha consolidado como el tratamiento de elección al diagnóstico para todos los pacientes con leucemia mieloide crónica. Con este fármaco alcanzan una respuesta hematológica completa (normalización del número de leucocitos) el 97 por ciento de los pacientes en fase crónica, y una respuesta citogenética completa (reducción o eliminación del cromosoma Philadelfia) en más del 75 por ciento de los pacientes. En casi el 40 por ciento de los afectados se alcanza también una respuesta molecular de calidad. Y lo que es más importante, “los pacientes después de cinco años de tratamiento con este fármaco mantienen una buena respuesta y las probabilidades de recaídas son escasas". Ningún paciente con respuesta citogenética completa a los cinco años ha progresado. Una respuesta que para el Dr. Tomás representa un "enorme avance ya que hasta hace poco estos pacientes sólo tenían como opción el trasplante alogénico”. En la actualidad, la opción del trasplante se ha reducido únicamente a aquellos con mala respuesta a imatinib y a los nuevos inhibidores de tirosinkinasa. En definitiva, explica, “los nuevos fármacos para la leucemia han contribuido a prolongar la vida de nuestros pacientes, planteando alternativas al trasplante de médula ósea”.
Entre el 15 y el 20 por ciento de los enfermos tratados con imatinib muestran resistencia o intolerancia a este fármaco, por lo que la necesidad de tratamientos alternativos es importante. El Dr. Hagop Kantarjian, del Departameto de Leucemia del MD Anderson Cancer Center de Houston explica que “para aquellos pacientes que se han mostrado resistentes a imatinib, se dispone en la actualidad de otros inhibidores de tirosin-quinasas de nueva generación, como Dasatinib o Nilotinib. Ambos son más potentes que imatinib y han mostrado de forma clara su eficacia en un gran porcentaje de pacientes resistentes a imatinib”.


En la actualidad hay incluso ensayos clínicos que están evaluando la eficacia de Dasatinib como tratamiento de primera línea ya que estos fármacos están demostrando una gran actividad contra la enfermedad, “convirtiéndose en una nueva alternativa muy esperanzadora para los pacientes con leucemia porque están contribuyendo a cambiar la historia del cáncer y de esta enfermedad”, matiza el Dr. Kantarjian.


Leucemia mieloide aguda

Aunque en el caso de la leucemia mieloide aguda todavía queda mucho por hacer, el doctor Hagop Kantarjian, Jefe del Departamento de Leucemia del MD Anderson Cancer Center de Houston y director junto con el Dr. Tomás de esta reunión, augura que “en los próximos años habrá nuevas drogas para las LMA porque conocemos mejor sus mecanismos biológicos”, y recuerda que en este tipo de leucemia los trasplantes de médula ósea “siguen siendo una herramienta fundamental en estas patologías”. En este sentido, el Dr. Kantarjian está repasando la experiencia incipiente del MDACC con más de una decena de nuevas y prometedoras drogas para el tratamiento de este tipo de leucemias y cabe esperar relevantes avances próximamente.

Así las cosas en leucemias mieloides agudas el trasplante alogénico todavía sigue siendo una alternativa de primera línea por lo que para el Dr. Sergio Giralt Jefe de Clínica del Departamento de Trasplante de Sangre y Médula Ósea del MD Anderson Cancer Center de Houston, se plantean dos caminos, “lograr que el trasplante sea exitoso en pacientes con más de 60 años siendo la perspectiva actual alentadora y desarrollar nuevos fármacos que no produzcan rechazo en este tipo de pacientes”.

Leucemia. Causas y síntomas
La leucemia es el cáncer que se origina en la médula ósea, el órgano que produce las células de la sangre y que se halla en el interior de todos los huesos del cuerpo humano. La médula ósea es la encargada de fabricar los glóbulos rojos o hematíes, los glóbulos blancos o leucocitos y las plaquetas. En ella se encuentran las células madre (stem cells, o células troncales) que tienen la capacidad de diferenciarse hacia cada una de las líneas celulares, pasando por diferentes estadios evolutivos, desde las células más inmaduras, o blastos, hasta la célula más madura, que ejerce su función en el torrente sanguíneo, y después muere. En la leucemia este ciclo se ve alterado. Se producen células inmaduras en gran cantidad, que no funcionan adecuadamente y que no maduran y mueren como deberían. Esto afecta a la función normal de la médula ósea, que deja de producir el resto de células necesarias para nuestras funciones vitales básicas.
Esta reunión se centra en los avances en leucemias mieloides, aquellas en que las células tumorales son las precursoras de los glóbulos rojos, plaquetas y glóbulos blancos distintos de los linfocitos. Las leucemias mieloides pueden ser agudas y crónicas, dependiendo de lo rápido que la leucemia pueda progresar y empeorar. Cuando la enfermedad progresa lentamente y es asintomática durante más tiempo estamos ante una leucemia mieloide crónica (LMC). Cuando las células malignas se acumulan rápidamente y la progresión es rápida nos encontramos ante una leucemia mieloide aguda (LMA).
Aunque en la mayoría de los casos no es posible establecer el origen de la leucemia, existen ciertos factores que aumentan la probabilidad de padecerla como la exposición a altas dosis de radiación previa, algunas sustancias químicas, el tratamiento previo con quimioterapia o el síndrome de Down y otras enfermedades genéticas.
En cuanto a sus síntomas, éstos dependen del número de células anormales circulantes en sangre y del tiempo de evolución de la enfermedad, siendo los más habituales las infecciones frecuentes, anemia, cansancio, debilidad, facilidad de sangrado, pérdida de peso, fiebre no infecciosa, sudoración nocturna, dolor de huesos y de cabeza.





Para más información contactar con Rosa de Lima Blasco
rosa.delima@totalteam.es Tel. 649 72 04 80.
Y en la web www.leukemiamdanderson.es



Síguenos en Twitter:
Carpeta de prensa:


Contacta con Acceso - 91 787 00 00 / 93 492 00 00
Mapa Web - Todos los derechos reservados - Aviso legal - Web Accesible