Nota de prensa

Sea por estética o por salud el sudor es un problema para muchas personas con la llegada del verano

La Dra. Natalia Ribé, especialista en Medicina Estética recomienda el tratamiento con toxina botulínica como la mejor opción contra la Hiperhidrosis o el exceso de sudoración



Un 3% de la población española padece exceso de sudor, enfermedad conocida como Hiperhidrosis. A ellos, se unen muchas personas que aunque no llegan a padecer esta dolencia también sufren de incómodas sudoraciones, que en verano se ven acentuadas. La Dra. Natalia Ribé, Directora del Institut Dra. Natalia Ribé y especialista en Medicina Estética afirma que para la Hiperhidrosis o los excesos de sudoración afortunadamente ya existe una solución: la toxina botulínica. “Esta sustancia no sólo sirve para acabar con las arrugas sino que también puede normalizar la actividad de las glándulas sudoríparas” nos explica la Dra. Natalia Ribé

La Hiperhidrosis o excesos de sudoración deterioran la vida de quienes lo padecen

Sea por estética o por salud el sudor es un problema para muchas personas, que se ve acentuado con la llegada del verano. La denominada Hiperhidrosis o los excesos de sudoración son trastornos poco conocidos pero mucho más frecuentes de lo que se cree. Aunque suelen ser subestimados u ocultados, pueden llevar a deteriorar la vida de aquellos que lo sufren tanto a nivel psicológico y estético, como en su calidad de vida. Evitar dar la mano, no poder dar un abrazo, cambiarse de vestuario más de una vez al día, ser incapaz de actuar con naturalidad en eventos sociales, tener miedo de sacarse la chaqueta… son algunos de los efectos que causa este incómodo síndrome, y que se ven acentuados en los meses de más calor.

La toxina botulínica: la solución a la Hiperhidrosis en el Institut Dra. Natalia Ri

La toxina botulínica se posiciona como la solución para tratar la Hiperhidrosis o los excesos de sudoración. Actúa relajando la actividad de las glándulas sudoríparas, disminuyendo así la aparición de sudor en la zona tratada.
La Dra. Natalia Ribé realiza esta técnica previa aplicación de anestesia local tópica o con crioanestesia (mediante refrigeración) en la zona de las axilas. En las zonas más sensibles (manos y pies) se realiza el procedimiento con anestesia troncular.
El segundo paso es la infiltración de la toxina botulínica. La Dra. Natalia Ribé la infiltra subcutáneamente en diferentes puntos de las palmas de las manos, axilas y plantas de los pies, según el caso.
Una vez finalizado el tratamiento el paciente puede realizar sus actividades normales advirtiéndole que empezará a notar una disminución de la sudoración entre el cuarto y el séptimo día, siendo el efecto máximo a los quince días. El efecto del tratamiento dura entre 7 y 10 meses según el metabolismo de cada persona.

“Este tratamiento consigue unos resultados espectaculares, en un tiempo mínimo y con una larga duración. Los pacientes que se han tratado repiten el procedimiento ya que les cambia la vida” nos explica la Dra. Natalia Ribé, Directora del Institut Dra. Natalia Ribé.

En el Institut Dra. Natalia Ribé recomiendan este tipo de tratamiento en períodos concretos como el verano, que es cuando más molesta o incomoda a los pacientes. Pero también hacen hincapié en que es un procedimiento médico y como tal debe ser realizado por profesionales con experiencia.


Precio: alrededor 1.000-1.200 €

Para más información prensa:
SOGUES COMUNICACIÓN
T. 93 368 24 81
sogues.com

Mireia Folguera: mfolguera@sogues.com - 649 901 494
Laura Rodríguez: lrodriguez@sogues.com – 678 557 733



Síguenos en Twitter:
Carpeta de prensa:


Contacta con Acceso - 91 787 00 00 / 93 492 00 00
Mapa Web - Todos los derechos reservados - Aviso legal - Web Accesible